El mundo escucha el dolor existencial de Gustav Mahler

25
Los actos previstos para celebrar el centenario de su muerte comprenden conciertos, archivos en mp3 y reediciones de sus biografías y correspondencia privada
Los actos previstos para celebrar el centenario de su muerte comprenden conciertos, archivos en mp3 y reediciones de sus biografías y correspondencia privada

Más allá de las modas y de los movimientos musicales de la época, las melodías del hijo de Kaliste traspiran tragedia en sus notas, sufrimiento en las corcheas y dolorosos recuerdos espectrales en la atmósfera de cada una de sus diez sinfonías. Un 18 de mayo de 1911, el cuerpo del admirado director de orquesta, e inmenso compositor de la banda sonora de una humanidad en estado de continua depresión emocional, dejó de funcionar por culpa de una endocarditis bacteriana; y con él –como le ocurría al protagonista de Muerte en Venecia– la sensibilidad en clara comunión con los ideales renacentistas quedó algo más huérfana, más aislada frente al acoso del materialismo y la inmediatez.

Pero el genio de Gustav Mahler (Kaliste, República checa, 1860- Viena, 1911) no sucumbió entre luces crepusculares como la juventud del efebo Tadzio, deThomas Mann; sino que se levanta sobre sus aparentes cenizas en este siglo XXI -con una centuria de por medio- como lo que fue: un inmortal creador de universos y lamentaciones a golpe de cuerda, viento y percusión. Con motivo de tan importante acontecimiento –como es el centenario de la defunción del compositor nacido en Bohemia Oriental– la urbe alemana de Leipzig le está rindiendo –desde el pasado 18 de mayo– un merecido homenaje a modo de festival. Durante las catorce jornadas de las que se compone tan especial cita para los amantes de la música clásica de altura, maestros de la batuta de la raza de Valeri Guerguiev o el italiano Daniele Gatti se ponen al frente de las más destacadas orquestas internacionales (la Filarmónica de Viena, la de Nueva York o la Sinfónica de Londres). Tal esfuerzo organizativo está destinado para dotar de la adecuada calidad interpretativa el amplio repertorio del vástago de posaderos, cartel en el no falta el famoso Adagietto de la sinfonía número 5, que utilizó el realizador transalpino Luchino Visconti en su mítico filme Muerte en Venecia (1971).

Al más que recomendable certamen teutón, se le unen diversas celebraciones concertistas por todo el planeta; como las que se están llevando a cabo en la capital del país de Sissi y Francisco José -en cuyo camposanto de Grinzing descansan los restos del creador checo-, o la actuación orquestal que tendrá lugar en la Casa Museo Fuente del Rey, de Madrid (C/Fuente del Rey, 11), montada para el próximo 23 de mayo a las 19:00 horas (dentro del ciclo Clásica Total “Canción de la Tierra”).

De carácter dado a la melancolía, Gustav Mahler estuvo desde su infancia rodeado de una sensación de muerte prematura, provocada por la defunción de muchos de sus hermanos menores. Tal situación generó en el espíritu del autor de Canciones de un camarada errante una huella de amarga relación con la vida, que envolvió la totalidad de su producción sonora. Virtuoso de las teclas (a los cuatro años se cuenta que ya aporreaba con soltura y maneras el viejo piano de sus abuelos), tras su graduación en el Conservatorio de Viena, el compositor se dedicó a lograr fama y fortuna poniendo en escena las obras de otros genios; en concreto las de Mozart y Wagner. Su habilidad incuestionable con la batuta le propició cargos tan llamativos como el de director de la Hofoper vienesa o, a principios del siglo XX, el de máximo responsable artístico de la Metropolitan Opera House de Nueva York.

Sin embargo, lo que menos se valoró de su legado en su momento es lo que ahora todos los entendidos y amantes de la música reconocen: su decálogo en forma de sinfonía. El trabajo de Mahler goza de una suavidad casi de raso metafórico; de sutileza de pinceles vaporosos transformados en acordes, que se introducen sin esfuerzo en las ánimas de los oyentes. Esa capacidad para ahondar en la esencia más oculta de hombres y mujeres es lo que hace que los sueños audibles del que fuera católico reconvertido no perezcan con el silencio, ni siquiera cuando los intérpretes guardan sus instrumentos en sus respectivas fundas.

La calidad de las obras del autor de las dolorosas Canciones a los niños muertos se sobrepone a su desvalida existencia – marcada profundamente en sus últimos momentos por el revés emocional que supuso la separación de su esposa Alma y la defunción de la hija de ambos-. Esa contundencia para retratar melódicamente los lamentos propios y los de sus congéneres es lo que se conmemora en la centuria de su desaparición material. Sin embargo, aunque la carne y los huesos de Mahler estén sepultados en la fosa que lleva su nombre; el espíritu de este autor prohibido en la Alemania de Hitler se rebela constantemente ante las mismas barbas de la Dama de la Guadaña. Y logra el triunfo sin tregua con la reproducción de un simple extracto de su variado y prolífico hábitat de pentagramas y notas manuscritas.

En 1971, Luchino Visconti utilizó el "Adagieto" de la Sinfonía nº5 para "Muerte en Venecia" (1971)
En 1971, Luchino Visconti utilizó el "Adagietto" de la Sinfonía nº5 para "Muerte en Venecia" (1971)

 

Nota.- Aparte de los conciertos, también se han reeditado numerosas biografías sobre el creador checo –entre ellas la que le dedicó su pareja Alma-; además de la correspondencia privada de Mahler, publicada por Franz Willnauer. Asimismo, el Museo Técnico de Viena ha puesto a disposición de los internautas  un completo archivo compuesto por grabaciones de las voces de la Hofoper, que se puede consultar en la dirección http://www.mediathek.at/mahler

El extravagante cineasta Kenn Russell rodó una película sobre el músico checo -titulada "La sombra del pasado"- en 1974
El extravagante cineasta Kenn Russell rodó una película sobre el músico checo -titulada "La sombra del pasado"- en 1974

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language