Benedicto XVI desborda su sentimiento cristiano

59
Ediciones Encuentro publica en España la segunda entrega del libro "Jesús de Nazaret"
Ediciones Encuentro publica en España la segunda entrega del libro "Jesús de Nazaret"

El cielo de Judea se oscureció con nubes celestiales; cuando el Hijo de Dios proclamó ante los hombres su naturaleza divina, elevando su espíritu inmortal por encima de la cruz de madera en la que permaneció clavado hasta fallecer. Antes, la pasión se escribió con chorros de sangre sobre el cuerpo lacerado del Nazareno. De poco sirvieron las lágrimas saladas de los que no entendían el tortuoso camino, iniciado por el joven maestro de la misericordia, para alcanzar la Gloria. Desde ese momento, la promesa del regreso de Cristo a la Tierra, para redimir a los seres humanos, es algo que llena de esperanza a los fieles; haciendo que la Fe -con mayúsculas- no quede sepultada por las rocas del pragmatismo, ni de la negación de cualquier realidad que no pueda explicarse con una formulación meramente experimental.

El texto del Papa lleva por subtítulo "De la entrada de Jerusalén hasta la Resurrección"
El texto del Papa lleva por subtítulo "De la entrada de Jerusalén hasta la Resurrección"

 Joseph Alois Ratzinger (Baviera, Alemania, 1927) -o lo que es lo mismo el Papa Benedicto XVI– explicó en 2007 -en el texto Jesús de Nazaret– la necesidad de hallar la emoción en la existencia de Cristo, en su comprensión a través de los actos de juventud del vástago del Supremo Hacedor. Lo hizo con la mente puesta para captar la parte sensible del lector; y consiguió miles de admiradores de una obra tan personal, como necesaria desde el punto de vista eclesiástico y religioso.

Ratzinger despliega sus conocimientos como teólogo para expresar sus pensamientos
Ratzinger despliega sus conocimientos como teólogo para expresar sus pensamientos

Casi un lustro después, el Santo Pontífice presenta en sociedad la segunda entrega de este trabajo de investigación, bajo el título De la entrada de Jerusalén hasta la Resurrección. Esta continuación, impresa en España por Ediciones Encuentro, es una especie de diario o ensayo comentado en el que el líder de la Iglesia Católica despliega sus virtudes como divulgador. Ratzinger no pretende en ningún párrafo o capítulo adoctrinar; sino simplemente explicar sus propias emociones frente a la impactante existencia de Jesucristo. A tal efecto, al antiguo decano del Colegio Cardenalicio de Roma no le importa repasar los razonamientos de algunos de los pensadores más conocidos que han esgrimido -independientemente de su ideología- las más diversas teorías sobre la existencia del hombre hecho Dios. Así, el Santo Padre se convierte solamente en la vasija de los conocimientos albergados por sus predecesores; a los que aporta la esencia de su inteligente visión y consiguiente interpretación, siempre personal y sumamente edificante.

El primer volumen fue un éxito en las librerías
El primer volumen fue un éxito en las librerías

Benedicto XVI no refleja en De la entrada en Jerusalén hasta la Resurrección el fuego que antaño incendiaba las tesis de su puño y letra, como la elaborada sobre San Buenaventura da Fidanza. El místico franciscano fue el primer escolástico que llamó la atención del joven bávaro; y lanzó, en su recreación de la significación histórica de este religioso del siglo XIII, muchas de las reflexiones adoptadas tras sus lecturas de los grandes representantes del existencialismo filosófico y teológico, como Martin Heidegger y Karl Jaspers. Esos años, en los que Ratzinger se permitía leer a la escritora protestante Gertrud von le Fort (de la que se recuerda sobre todo su obra La última monja del patíbulo) o al ruso Fiódor Dostoievski, fueron el caldo de cultivo para que el pensamiento del sucesor de Juan Pablo II se fortaleciera con la comprensión de muchos de los estudiosos que la ortodoxia de Roma consideraba condenados al escándalo.

La figura de Cristo ha llamado la atención a numerosos filósofos e investigadores
La figura de Cristo ha llamado la atención a numerosos filósofos e investigadores

Joseph Ratzinger estaba llamado, desde su proclamación como sacerdote un 29 de junio de 1951 en la catedral germana de Freising, a ser alguien especial; con una capacidad analítica e investigadora muy por encima de la mayoría de sus compañeros de seminario. Pero la ascensión hacia los cargos más sobresalientes de la curia aplacó convenientemente los ánimos de lucha del antiguo profesor de la Universidad de Bonn.

Las tesis del Santo Padre siempre se han destacado por su carácter dialéctico
Las tesis del Santo Padre siempre se han destacado por su carácter dialéctico

Este nuevo libro redactado por el otrora arzobispo de Múnich, que fue elegido Papa en 2005, no acoge entre sus páginas polémica alguna, ni tan siquiera comentarios totalitaristas de catolicismo militante; solamente es un libro para dejarse llevar por la pasión mostrada de un profundo teólogo hacia la figura de Jesús de Nazaret. Adentrarse en su suave tono discursivo es un ejercicio más que aconsejable; sobre todo en una sociedad que tiende a alejarse a pasos agigantados de los orígenes del Cristianismo, más por desconocimiento hedonista que por convicción.

"Jesús de Nazaret" es producto de la admiración de Benedicto XVI hacia el Hijo de Dios
"Jesús de Nazaret" es producto de la admiración de Benedicto XVI hacia el Hijo de Dios

Más información en http://www.ediciones-encuentro.es

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language