Tavernier busca el amor en medio de la violencia

55
El cineasta de "La carnaza" reproduce un texto de Madame de La Fayette
El cineasta de "La carnaza" reproduce un texto de Madame de La Fayette

La noche del 24 de agosto de 1572, París bien valió una misa. Las calles de la capital francesa amanecieron teñidas con la sangre de miles de hugonotes –cristianos protestantes que profesaban las doctrinas calvinistas-; y con estos cuerpos desmembrados dieron comienzo las guerras de religión, marcando una época realmente oscura en la historia del Viejo Continente. El director de Alrededor de la medianoche se refugia creativamente en ese período de destrucción, caos y falta de Fe; para proyectar sobre una pantalla una aproximación medianamente certera y respetuosamente fiel de La Princesa de Montpensier, surgida de la activa mente de Madame de La Fayette.

La protagonista se basa en un personaje real que sufrió un matrimonio de conveniencia
La protagonista se basa en un personaje real que sufrió un matrimonio de conveniencia

La capacidad para introducir su cámara en los más variados universos ha hecho que la filmografía de Bertrand Tavernier (Lyon, Rhône, Francia, 1941) haya escapado continuamente de catalogaciones estrictas y de anquilosamientos intelectuales. Esto provoca que en su senda profesional no sea extraño que el cineasta salte por ejemplo –con piruetas emocionales incluidas- de la psicosis criminal expuesta en la recién estrenada en España En el centro de la tormenta (versión en celuloide de la novela The Electric Mist With Conferate Dead, de James Lee Burke) al reinado de Carlos IX; y que encima lo haga con una riqueza audiovisual al alcance de muy pocos en eso de exhibir una cantidad determinada de fotogramas por segundo.

Las trampas sentimentales de los cortesanos marcan el desarrollo del filme
Las trampas sentimentales de los cortesanos marcan el desarrollo del filme

El veterano Jean Cosmos (el octogenario escritor es el autor, entre otros, de los guiones de Capitán Conan y Conversaciones con mi jardinero) firma como responsable literario de la traducción a imágenes en movimiento de las palabras redactadas por Marie-Madeleine Piochet de la Verge; frases descompuestas con la pasión de los espíritus que deseaban dejar su huella en una actualidad violenta y marginadora, en donde la voz de una mujer era considerada demasiado insignificante como para ser tenida en cuenta (y eso que la señora acreditó con suficiencia sus dotes para la literatura tras la excelente La Princesa de Cléves). Ese anhelo de suscitar sentimientos más allá de la moral establecida está presente en cada página de La Princesa de Montpensier, cuyo argumento es el de una muchacha de cierto abolengo que es obligada a casarse con un hombre a quien no ama.

Madame de La Fayette fue una de las autoras más importantes en el siglo XVII
Madame de La Fayette fue una de las autoras más importantes en el siglo XVII

La ruptura del corazón es un tema que gravita con intensidad por toda la película de Tavernier, como lo hace en el conjunto de párrafos  que conforman el impactante libro. Marie de Montpensier es una joven de aspecto frágil, pero fuerte en su comportamiento y en su necesidad de soportar los golpes que le da su propia existencia. Enamorada hasta el último pelo de su tocado de su primo Henri de Guise, la chica de los vestidos imponentes debe contraer enlace nupcial con el aristócrata Philippe de Montpensier. Sin posibilidad de negarse a tal unión, la protagonista se resigna a su suerte, en un tiempo en el que estaban en su punto álgido las mencionadas guerras de religión. Por este motivo, su esposo por poderes manda a su querida mujercilla al castillo de Champigny, donde la dama conoce al conde de Chabannes y al duque de Anjou, un hombre cuyo destino estaba ligado directamente con el futuro de la monarquía.

Tavernier introduce su cámara en las guerras de religión del XVI después de éxitos como "Capitán Conan"
Tavernier introduce su cámara en las guerras de religión del XVI después de éxitos como "Capitán Conan"

La rubia actriz Mélanie Thierry (Saint Germain en Laye, Francia, 1981) ha sido la agraciada por el ojo profesional de Tavernier para encarnar al personaje principal: Marie de Montpensier. La intérprete, pese a no haber siquiera entrado en la treintena, ya sabe sobradamente lo que es afrontar con su físico las tribulaciones de féminas de épocas pretéritas. Lo hizo en L’autre Dumas (producción de 2010, en la que Gérard Depardieu daba vida al socio menos conocido de Dumas, Auguste Maquet) y en su participación más mediática hasta el momento, la llevada a cabo como The Girl en La leyenda del pianista en el océano (Giuseppe Tornatore, 1998). Pero Thierry no para en La Princesa de Montpensier con las sensaciones fuertes a nivel actoral en este 2011: el rodaje de la cinta Impardonnables, obra de otro grande como André Techiné, así lo atestigua.

El realizador de "Salvoconducto" salta al tiempo de los hugonotes después de rodar en USA "En el centro de la tormenta"
El realizador de "Salvoconducto" salta al tiempo de los hugonotes después de rodar en USA "En el centro de la tormenta"

Acompañando a la espectacular damisela de Quasimodo d’El Paris (Patrick Timist, 1999), el prolífico Lambert Wilson (Neully-sur-Seine, Francia, 1958) de Matrix y On Connâit la Chanson da la réplica perfecta a la estrella emergente, como el conde de Chabannes; reparto que también cuenta con las estimables presencias de Grégorie Leprince-Rinquet (Fugitivos), Gaspard Ulliel (Hannibal, el origen del mal) y Raphäel Personnaz (Rosa y negro).

Es más que posible que muchos echen en falta -en esta obra de corte histórico- parte del fuego que Tavernier vertía en sus largometrajes más combativos de antaño; pero siempre es una grata noticia el que, en este olvidadizo siglo XXI, un veterano de las bobinas como el responsable de Salvoconducto se esmere en recordar a los espectadores la existencia de un nombre tan ilustre como el de Madame de La Fayette. Ella representó con su pluma el desmoronamiento social de un planeta en llamas; una situación que, salvando las circunstancias temporales, no ha cambiado mucho a pesar de la tan cacareada aldea global.

Marie de Montpensier no pudo proclamar públicamente su pasión hacia su primo
Marie de Montpensier no pudo proclamar públicamente su pasión hacia su primo
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language