Rock and roll is not dead

53
El grupo neoyorquino prepara el lanzamiento de "Angles" para este 22 de marzo
El grupo neoyorquino prepara el lanzamiento de "Angles" para este 22 de marzo

Los eléctricos sonidos  guitarreros de Ramones se mezclan con la fuerza atronadora de The Cars en cada uno de los hits de los neoyorquinos The Strokes. La banda -que catapultaron a la fama del relumbrón groupie algunos de los medios de comunicación estadounidenses más relevantes de la escena musical planetaria- se ha hecho mayor; y  regresa a la actualidad con un estilo más depurado, recordando a sus seguidores que el talento no se quedó en aguas de borrajas, en mero espejismo de estrellas caídas en las garras del fantasma del paraíso que habita en el crepúsculo de los dioses.

La formación liderada por Julian Casablancas llevaba cinco años sin grabar
La formación liderada por Julian Casablancas llevaba cinco años sin grabar

Según relata la página web de los inventores del rock de garaje, el nuevo álbum del grupo saldrá al mercado el próximo 22 de marzo, bajo el título de Angles. Después de que los miembros de la formación probaran suerte –con mayor o menor fortuna- en solitario, Julian Casablancas y su inseparable –amigo y antagonista a la vez- Albert Hammond, Jr. han reunido a sus colegas de escenario, y todos ellos se han metido en el estudio para grabar sus renovadas composiciones; entre las que solamente han salido a la luz la barroca Under Cover Of Darkness y la metalera You’re So Right.

The Strokes cantarán ante sus fans españoles en el próximo FIB
The Strokes cantarán ante sus fans españoles en el próximo FIB

Todavía se desconoce el número total de cortes del que dispondrá este esperado trabajo; pero lo que sí queda claro es que tendrá sonido stroke al cien por cien, tras el intento de cambio evolutivo que supuso First Impressions Of  Earth, editado en 2006. Los cerebros de esta orquesta de raíces setenteras –Casablancas y Hammond- parece que ya han enterrado sus respectivas hachas de guerra, para consigo mismos y sus reconocibles influencias; y, alejados del desenfreno mediático, planean rescatar la esencia de sus ancestros artísticos; espíritu que los expertos tildaron de heredero directo de la magia de The Velvet Underground, y que se amoldó al  arrebato rebelde de un puñado de niños de familias acomodadas. Un puesto que hoy en día deberán compartir con superventas de la casta de Kings Of Leon.

El ya penúltimo álbum, "First Impressions Of Earth", no convenció a la crítica
El ya penúltimo álbum, "First Impressions Of Earth", no convenció a la crítica

La necesidad de redimirse como músicos honra a los componentes del quinteto de la urbe del Empire State, sobre todo porque aún se les achaca el acelerado ascenso que les llevó a ser los reyes de las listas de naturaleza indie en la primera década del siglo XXI. Trece años a cuestas desde su nacimiento han hecho de The Strokes un nombre de culto entre los aficionados de la variante más roquera ajena a las radio fórmulas; dignidad alcanzada con solamente tres discos en el mercado y mucha tralla concertista de por medio.

Tras su salto a la fama, muchos los compararon con los mediáticos "The Velvet Underground"
Tras su salto a la fama, muchos los compararon con los mediáticos "The Velvet Underground"

Cuando Julian Casablancas y su por entonces compañero de apartamento Albert Hammond, Jr. (el vástago del autor de Eres toda una mujer) decidieron dar rienda suelta a sus sueños de subirse a un escenario y descargar sus sintonías, la monotonía imperaba en el panorama antimainstream de USA. El grunge estaba dando sus últimas bocanadas de popularidad, y el relevo de pelotazos oriundos del país de las barras y estrellas era casi impensable. En un fresco tan desolador, de repente se alzaron con fuerza los ecos roqueros provenientes de la mítica sala Lounge de Manhattan; cantos de sirenas amortiguados por los flequillos despeinados de Julian, Nikolai, Nick, Fabrizio y Albert, cuyas coreadas letras cambiaron notablemente el hilo musical de la nación de Frank Sinatra.

En sus composiciones suenan los ecos rebeldes de Ramones
En sus composiciones suenan los ecos rebeldes de Ramones

El sencillo The Modern Age, que grabaron con la ayuda del cazatalentos Ryan Gentles, consiguió que los muchachos vieran cómo los sellos más potentes se peleaban por hacerse con los derechos de su debut. Mientras The Strokes se dejaban querer por la industria, los boys presentaban sus credenciales en calidad de teloneros –entre otros- de los polémicos Dragonforce. Entre el mar de ofertas, RCA fue quien se llevó el gato al agua; y así surgió Is This It, álbum iniciático del grupo publicado en 2001. Hits como el romántico Is This It, el abiertamente hedonista The Modern Age, el huxleiano Soma, el desesperanzador Barely Legal o el nostálgico Someday fueron la comidilla de los críticos. Únicamente el borrón de New York City Cops, canción que no fue incluida en la edición de 2001 por resultar ofensiva para el cuerpo policial (en un momento se entonaba que los agentes de la ley no eran muy listos), ensombreció el deseo de los chicos de pegar con contundencia en el amuermado mercado internacional.

Las consiguientes giras mundiales retrasaron la grabación de su segundo trabajo, que  finalmente vio la luz en 2003. Room On Fire fue el título de este disco, en el que The Strokes continuaron transmitiendo su sintonía deudora del rock psicodélico de los setenta; aunque sus letras se empezaron a teñir de una cierta desgana, de un cansancio que reflejaba la falta de frescura en un cosmos incómodo, de flashes hasta en el cuarto de baño y constantes cuestionamientos de su capacidad para ofrecer algo atractivo a sus fans. Temas como el del olvido permanente y anhelado (What Ever Happened?), el aburrimiento que contagia la búsqueda de la fama y el triunfo (Reptalia) o la sorprendente y lúcida percepción del paso del tiempo (12: 51) completaron un CD que los expertos no recibieron con los mismos parabienes que los expresados ante  Is This It.

Cuando empezaron a despuntar, fueron teloneros de Dragonforce
Cuando empezaron a despuntar, fueron teloneros de Dragonforce

Evolucionar es un asunto complicado para cualquier grupo, y más lo era para los chavales del Lower East Side, cuyo poder para la mercadotecnia les inspiraba deseos continuos de tirar la toalla y disolver la unión. En medio de tantas tensiones surgió, en 2006, First Impressions Of Earth; cuyo tema de apertura incluía una verdadera y devastadora declaración de intenciones (“Todos me ven, pero no es fácil que alguien se quede en la luz para esperar alguna clase de acción” era un prólogo demasiado hiriente y revelador de la situación en la que se encontraban). Los más de veinte cortes del álbum iban por la senda del desencanto como consecuencia del desenfreno populachero comenzado en 2001; un frenesí en el que quemaron -a través de entrevistas para espacios del tipo The Jay Leno Show y traducciones al japonés del My Way inmortalizado por Sinatra- sus escasas energías por mantenerse en el candelero.

Casablancas reconoce que Elvis Costello es un músico que les ha inspirado en más de una ocasión
Casablancas reconoce que Elvis Costello es un músico que les ha inspirado en más de una ocasión

Las revistas del ramo fueron tibias con First Impressions Of Earth, y la banda ya no pudo más con el peso de ser los renovadores del rock en el presente  milenio. Un tiempo de silencio parece haber sido la cura que necesitaban Casablancas y sus guerreros sinfónicos. Ahora, a los trovadores de I Can’t Win les importa menos marcar su sello con el calificativo de novedoso. Este 2011 puede traer a la palestra a The Strokes en clave sincera, justo la cualidad que se fue difuminando cada vez más entre las brumas de los neones engañosos… Just the moment “When It Started”.

Más información en la página http://www.thestrokes.com

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language