Ian McEwan inicia su rebelión ecologista

35
 

A través del espejo empañado por el vapor, la carne se burla de la oronda barriga de Michael Beard. A este físico con un Premio Nobel en su currículum, el quinto matrimonio le está pasando la factura de la insatisfacción. Solo y sin el escudo de la ropa; a la vez que arrugado y deseoso de hallar la humanidad perdida, el científico no puede tomarse en serio la faz que proyecta, ni siquiera distorsionando la imagen. Su vida hace aguas, y su certeza de andar seguro por sus experiencias está sometida a las tinieblas de la confusión más lacerante. Este es el personaje principal de Solar: el libro con el que el autor de Expiación ha ganado el galardón Wodehouse (algo que da bastantes pistas sobre el tono de tan esmerado texto).

 

El éxito cinematográfico de "Expiación", adaptación del homónimo texto del narrador, puso al autor de moda en las librerías
El éxito cinematográfico de "Expiación", adaptación del homónimo texto del narrador, puso al autor de moda en las librerías

 

 

La editorial de cabecera en España para los relatos de Ian McEwan (Aldersot, Inglaterra, 1948), Anagrama, saca al mercado en este conflictivo marzo de las temperaturas oscilantes esta última narración del literato de la normalidad retorcida, de las evoluciones a golpe de accidentes traumáticos. Y lo hace con la más que notable traducción de Jaime Zulaika.

 

Las obras de McEwan se caracterizan por su sagacidad en la descripción de los personajes
Las obras de McEwan se caracterizan por su sagacidad en la descripción de los personajes

 

 

La historia comienza con una crisis de identidad en el cuarto de baño del mencionado Mr. Bread, quien se plantea la existencia a sus cincuenta y tantos años en un momento en que se percibe como un señor avejentado, con escaso pelo y sin saber muy bien qué es lo que ve en su cuerpo poco atrayente su espectacular esposa, diecinueve primaveras menor que él. El presente ha dejado atrás sus intstantes más brillantes a nivel profesional y personal; y en el comienzo de la novela el protagonista contempla su mutación en un funcionario más, con una casa millonaria y un instituto cuyas investigaciones son simple papel timbrado para favorecer a los políticos de turno. Sin embargo, esa aparente rutina se ve trágicamente sacudida con la irrupción de un combativo becario llamado Tom Aldous. Las ideas más que reveladoras desde la perspectiva académica de este joven, al tiempo que el emparejamiento de la insatisfecha y despechada cónyuge de Beard con el estudiante, hace reaccionar al cerebro en constante barbecho de Michael.

 

El escritor ha obtenido, entre otros galardones, el Booker Prize
El escritor ha obtenido, entre otros galardones, el Booker Prize

 

 

Pero Solar, aparte de ser un texto tremendamente divertido y neurótico en no pocos de sus pasajes, es también una reflexión de la sociedad actual. McEwan es un hombre comprometido con el mundo que le ha tocado padecer. Conocidas son sus posturas a favor de la protección del medioambiente y de los recursos limitados del planeta; y, precisamente, esa  conciencia ecológica fue lo que le animó a redactar esta obra, en la que se pone en tela de juicio la capacidad para hallar la ilusión una vez que se ha alcanzado la respetabilidad del entorno. La consigna de salvación terráquea pivota sobre cada frase y acción de esta novela, en la que el responsable de Chesil Beach plantea muchas de las decepciones provocadas tras las tibias resoluciones de la XV Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático, organizada entre el 7 y el 18 de diciembre de 2009 en la ciudad danesa de Copenhague.

 

"El inocente" fue llevada al cine por John Schlesinger
"El inocente" fue llevada al cine por John Schlesinger

 

 

El sustrato -de culpabilidad consecuente- que cohabita en la pisque de cada uno de los tipos que pueblan la trama de este volumen de concienciación universalista es tangencialmente coincidente, si se aceptan las distancias de planteamientos claramente diferenciados, a la que experimentaban los personajes de El inocente o Sábado. McEwan se crece ante la incertidumbre de lo desconocido que hay detrás de la puerta de la rutina, mal normalmente relacionado con el aburrimiento en el pensamiento de los ciudadanos que se mueven por las economías de los países “ricos”. Ese poso de asfixia emocional es el mismo que McEwan describió -repoduciéndose con inusitada intensidad- tanto en los pasillos abigarrados de la mansión de Expiación, como en las pasiones contra natura del psicópata de Amor perdurable. El destino se hace siempre amargamente presente en cada una de las páginas surgidas de la pluma o del ordenador de este antiguo periodista, que alcanzó la cumbre intelectual en su tierra cuando le fue concedido el Booker Prize en 1998, por la dura representación de las consecuencias de la enfermedad de la memoria en  Amsterdam.

 

El estudiante de la Universidad de Sussex es uno de los más ácidos analistas del comportamiento humano
El estudiante de la Universidad de Sussex es uno de los más ácidos analistas del comportamiento humano

 

 

Nada es eterno en los libros del británico, como ningún sentimiento es inmutable; todo se transforma con la facilidad con la que se enciende un cigarrillo o se apaga una lámpara. Porque de eso se nutre la producción de este alumno aventajado de la Universidad de Sussex; alimento nutricional compuesto por la inmanencia que hace que la vida se escape por los dedos, como arena de playa, como agua salada que anhela constantemente regresar a acuático hábitat.

En sus libros siempre consigue sorprender al lector ante giros inesperados de la trama
En sus libros siempre consigue sorprender al lector ante giros inesperados de la trama

 

 

Más información en http://www.ianmcewan.com

 

"Solar" ha aparecido este mes de marzo en España editada por Anagrama
"Solar" ha aparecido este mes de marzo en España editada por Anagrama

 
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language