En nombre del Capitán América

55
El personaje de cómic está dispuesto para asaltar las pantallas del planeta
El personaje de cómic está dispuesto para asaltar las pantallas del planeta

Cuando un superhéroe de la Marvel salió en la portada de un tebeo dándole un puñetazo en pleno rostro al mismo Hitler, los estadounidenses descansaron más esperanzados en ganar la Segunda Guerra Mundial. El protagonista de tal hazaña de consecuencias históricas era el antiguo y ficticio estudiante de bellas artes Steve Rogers, un joven que –después de ser rechazado como voluntario por el ejército, por su falta de aguante físico- se convirtió en el sueño de paz de millones de personas, a través de su alter ego en las tiras dibujadas: el Capitán América.

Joe Johnston recrea los inicios del guerrero contra el nazismo
Joe Johnston recrea los inicios del guerrero contra el nazismo

Los ilustradores Joe Simon y Jack Kirby crearon a Rogers/ América un día de 1941; y su éxito en plena batalla contra el totalitarismo hilteriano fue tal, que la propaganda made in USA cobró enteros incalculables tanto en alistamientos como en fragor guerrero en los combates. Han transcurrido casi setenta años de las primeras aventuras de ese tipo vestido con mallas plagadas de barras y estrellas, pero el espíritu de ese hombre de acero sigue muy vivo entre los aficionados al género del cómic. Uno de estos admiradores confesos es el director Joe Johnston, el hombre que se ha responsabilizado de la adaptación en imágenes en movimiento, en pleno siglo XXI, del luchador nacionalista, que hizo de su posición contra el nazismo el leitmotiv de su existencia.

El bostoniano Chris Evans encarna al forzudo protagonista
El bostoniano Chris Evans encarna al forzudo protagonista

Captain America: The First Avenger bucea en la génesis de Steve Rogers cuando todavía no era más que un chico con deseos de probar su valentía, unos comienzos realmente novatos para el superhéroe creado por la factoría Marvel; el cual perdió mucha de su popularidad tras la victoria aliada sobre el régimen que imperaba en la Alemania de finales de los treinta y principios de los cuarenta. Para ello, el realizador encargó a los guionistas de Las crónicas de  NarniaChristopher Markus y Stephen McFeely– que dieran cuerpo a un argumento en el que se contara el devenir como Capitán América del muchacho ingenuo llegado a la gran ciudad, procedente de una aldea granjera. Con tal consigna para realizar su trabajo, los escritores cinematográficos rescataron del desván las primitivas publicaciones ideadas por Simon y Kirby –mucho antes de que el mediático Stan Lee rescatara al justiciero para la liga de Los Vengadores-, en las que el protagonista vivía aún sus días como un individuo anónimo, con ansias de poder servir a su país en la contienda que se estaba desarrollando en los frentes de Europa y el Pacífico.

Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, el Capitán América estuvo a punto de desaparecer
Tras el final de la Segunda Guerra Mundial, el Capitán América estuvo a punto de desaparecer

El filme del responsable de El hombre lobo y Jumanji retrata así al superhéroe en sus momentos más difíciles, cuando por la falta de musculatura tiene que enrolarse como voluntario en un extraño proyecto científico, destinado a crear soldados incapaces de ser abatidos por el enemigo. Rogers resulta una cobaya demasiado valiosa, y su precio aumenta considerablemente cuando el jefe del experimento muere a manos de un espía nazi antes de contrastar los resultados en otros pacientes. Esto transforma al otrora débil boy en el único guerrero con cualidades sobrenaturales para el combate.

Johnston es conocido en el mundillo por ser el responsable, entre otros largos, de "El hombre lobo"
Johnston es conocido en el mundillo por ser el responsable, entre otros largos, de "El hombre lobo"

Las virtudes del Capitán América no son particularmente espectaculares por sí mismas, pero es su humanidad reconocible –aunque multiplicada exponencialmente con respecto a sus congéneres- lo que hace de este héroe de tebeo un señor especial en el cosmos de los musculitos de las viñetas. Ya convertido en una máquina de luchar, Steve es mandado por el coronel Chester Philips para neutralizar a un criminal imbuido hasta las trancas en la ideología hitleriana, que responde al apodo de Red Skull.

La experiencia adquirida con "Los cuatro fantásticos" sin duda ha ayudado a Evans en su interpretación
La experiencia adquirida con "Los cuatro fantásticos" sin duda ha ayudado a Evans en su interpretación

El autor texano de Jurasic Park III pretende con esta película rendir tributo a un ídolo de los sueños infantiles de miles de seguidores; por lo que no ha escatimado recursos en hacer de la producción una obra destinada a sorprender, merced -sobre todo- a sus cuidados efectos especiales. Aunque, el cineasta tampoco ha dejado de lado el aspecto artístico. Un reparto bastante completo da cuenta de los millones de inversión que se han confiado a tan inquietante adaptación de uno de los héroes más reconocidos de la historia en el siglo XX de EE. UU.

El malvado de "The First Avenger" es Red Skull (Calavera Roja)
El malvado de "The First Avenger" es Red Skull (Calavera Roja)

El atlético Chris Evans -a quien ya se había visto dando vida a un papel de cómic en Los cuatro fantásticos, como Johnny Storm- es el encargado de dotar de gestualidad y gracia al Capitán América y a Steve Rogers. La capacidad del actor, nacido en Boston en 1981, para interpretar a tipos de notable elasticidad y fuerza le ha valido el beneplácito de Johnston, quien le ha rodeado de un grupo de estrellas de reconocido bagaje y veteranía.

Por un lado, el inquietante Hugo Weaving (el prota de V de Vendetta y el malvado agente Smith de la saga de Matrix) ha vuelto a desbocar su vena más oscura en la piel –o los huesos- de Red Skull; mientras el prolífico Tommy Lee Jones hace lo propio embutido en el uniforme del coronel Chester Philips. En cuanto al cartel femenino, Hayley Atwell (la inteligente Aliena de la serie Los pilares de la Tierra) y la bella y perturbadora Natalie Dormer (la descabezada Ana Bolena de Los Tudor) lucen palmito respectivamente como la militar Peggy Carter y la sensual Lorraine.

En la vida real, el Capitán América es un recluta llamado Steve Rogers
En la vida real, el Capitán América es un recluta llamado Steve Rogers

Un 7 de marzo de 2007, la editorial Marvel decidió matar públicamente al Capitán América. Ni siquiera su escudo de vibranium fue capaz de salvarle de su anunciado funeral; auspiciado por la pérdida de su sentido en una época en la que los ordenadores han sustituido a las viñetas, y los dibujos carecen de validez si no están mediados por el 3D. El séptimo arte es el nuevo universo por el que vuelve a pelear este gladiador de patriótica relevancia. De su aventura en formato de celuloide depende su supervivencia; aunque sus lectores nunca pasarán página.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language