Augusta Taurinorum celebra su pasado capitalino

25
El enclave fue celebra los 150 años de su capitalía
El enclave recuerda los 150 años como centro neurálgico de la Italia del Risorgimento

En la parte noroeste de la Bota, justo en el Piamonte, Turín exhibe su señorío. Sus vetustos edificios y su geografía amplia, limpia, casi de libertario espíritu, fueron paisajes de celtas, romanos, bizantinos, longobardos y francos; mientras sus calles empedradas ilustraban las pisadas de históricos visitantes.

De 1861 a 1865, fue la sede de la monarquía de Víctor Manuel II
De 1861 a 1865, fue la sede de la monarquía de Víctor Manuel II

El Risorgimento decimonónico, originado con el concepto romántico de búsqueda de la identidad italiana, eligió a esta tierra de suculentos manjares como primer centro neurálgico de la nación surgida por los efectos revolucionarios de la Reunficación. Fue de 1861 a 1865 cuando la antigua Augusta Taurinorum se transformó en capital del país. Centuria y media después de tal reconocimiento administrativo, la urbe coronada recuerda su pretérita época como consorte palaciega del reinado del orondo monarca Víctor Manuel II; a la vez de convertirse en el icono de los soldados descamisados que reclamaban el espíritu transalpino frente la dominación de imperios extranjeros.

Las obras de Leonardo son parte de su atractivo turístico
Las obras de Leonardo son parte de su atractivo turístico

Estos días, junto a la bandera tricolor, parece ondear con inusitada fuerza en el enclave piamontés los tejidos colorados de Garibaldi; al tiempo que se insinúa entre los cielos aborregados el gesto contrito del poco atlético conde de Cavour. Sentimientos extraños y de traslación temporal que la oficina de turismo del país de Miguel Ángel intenta completar con un programa expositivo -nominado como Esperienza Italia– realmente interesante y globalizador.

Una de las exposiciones se vertebra en torno a los dibujos del pintor de "La Santa Cena"
Una de las exposiciones se vertebra en torno a los dibujos del pintor de "La Santa Cena"

El Arte en todas sus variantes plásticas, la moda, la gastronomía, la ciencia y el espíritu ciudadano se dan cita en los diferentes monumentos y museos de la urbe donde se hizo fuerte la dinastía de los Saboya, y en la que se guarda con mimo y cuidado el Santo Sudario, la sábana que cubrió el cuerpo yaciente de Cristo.

Por las calles turinesas se percibe el aroma libertador de Garibaldi
Por las calles turinesas se percibe el aroma libertador de Garibaldi

Para concretar un poco el mapa festivalero, de cara a los turistas necesitados de sendas más o menos clarificadoras, aquí va un resumen de lo que se puede ver, escuchar, sentir y degustar en la catedral donde juegan Juventus y Torino.

Empezar por el asunto de la reivindicación de la tierra puede ser un comienzo aleccionador, y capaz de poner en situación a los extraños sobre la verdadera razón y significado de estas celebraciones. Hacer los italianos: 150 años de historia nacional es el título de una muestra que pretende dar el protagonismo a los habitantes del país que acoge en su seno El Vaticano. Organizada en la Officine Grandi Riparazioni, hasta el 20 de noviembre, la exhibición propone un recorrido más o menos completo sobre los la identidad nacional.

Los Saboya regalaron a la cuna de celtas y bizantinos mucho de su patrimonio actual
Los Saboya regalaron a la cuna de celtas y bizantinos mucho de su patrimonio actual

En el mencionado centro en el que se reparaban los vehículos de transportes durante los siglos XIX y XX, también se pueden contemplar las apuestas turinesas para vaticinar lo que está por venir, a través de los avances tecnológicos encuadrados en la nación transalpina. Stazione Futuro. Aquí se vuelve a hacer Italia y El futuro en las manos. Artesanos del mañana son los epígrafes que engloban los aspectos más institucionales de los festejos. Es bueno darse una vuelta por estas dos muestras, cuya clausura está prevista el 20 de noviembre, para cumplir con el protocolo; pero no dejan de transpirar un perfume propagandístico que es agradable digerir perdiéndose en otros ámbitos más liberadores.

Las variantes plásticas concitan la mayor atención del visitante de cara a los festejos
Las variantes plásticas concitan la mayor atención del visitante de cara a los festejos

Uno de estos espacios del disfrute más abierto lo supone sin duda alguna el Arte. La bella Italia. Arte e identidad de las ciudades capitales es una de esas magnas exposiciones ante la que es imposible resistirse. Las retinas sucumben sin reservas frente a las más de 350 obras que componen los laberintos emocionales alojados –hasta el 20 de noviembre– en el Palacio Real de Venaria. En sus salas, se dan la mano artística maestros como Giotto, Donatello, Botticelli, Leonardo, Miguel Ángel, Rafael, Tiziano, Caravaggio, Rubens, Tiépolo, Canova y Velázquez. Sus pinturas y esculturas son los mejores testigos de lo que quiere decir el espíritu italiano, un sueño ajeno al racionalismo que tiene mucho más que ver con la inmortalidad del Renacimiento y el Barroco que con las insignias e himnos. Un espíritu inclasificable donde los oradores son los pinceles y los plintos, los lienzos y los cinceles.

Después de La bella Italia, adentrarse en los dibujos del siempre genial Da Vinci es una oportunidad más que deseable, que Turín permite merced a sus inigualables fondos. El autorretrato del creador, que se conserva en la Biblioteca Real turinesa, sirve de nave matriz para convocar la exhibición Leonardo. El genio, el mito, que tendrá lugar desde el 20 de octubre hasta el 8 de enero de 2012, en los Establos Juvarriane della Regia de Venaria.

Víctor Manuel II estableció en Turín su reinado, después vinieron Florencia y Roma
Víctor Manuel II estableció en Turín su reinado, después vinieron Florencia y Roma

El cerebro visual de los amantes del Arte en estado puro puede echar chispas tras tal desmesurada información de estilos y formas desplegadas en las dos magnas exhibiciones descritas anteriormente; por lo que, tal vez, agradezca darse un paseíllo por la alta costura. Moda in Italia. 150 años de elegancia presenta los logros en este campo alcanzados por los diseñadores italianos, y lo hace de una manera coherente y sumamente aleccionadora. El Palacio Real de Venaria se presta para este ejercicio de pasarela metafórica hasta el 20 de noviembre.

Tanto deambular por lo mejor de la creatividad de los descendientes de los romanos puede generar hambre. En este aspecto, el aniverario invita a no llenar el buche ni en fondas ni en tratorías; sino en los aristocráticos salones del Palacio Real de Venaria, y al razonable precio de 60 euros por persona.

Las luces y las sombras caben en "Esperienza Italia"
Las luces y las sombras caben en "Esperienza Italia"

Con estas propuestas, Turín se viste de gala. Un disfraz hecho de sedas compuestas por el talento y la belleza deudores de fogueados independentistas. Hace casi dos siglos, estos militares abrieron sus heridas -a base de fuego armado y arrojo guerrero- para que en este siglo XXI aún se pueda hablar de un país llamado Italia. El enclave piamontés reverdece en la era tecnológica recuerdos de pompa y boato sin perder la compostura, porque las capitales –aunque lo fueran durante solo un lustro- siempre deben mantener las distancias protocolarias.

Más información en http://www.italia150.it

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language