Rainer oscurece en Madrid a Goya y a Van Gogh

39
La galería Nieves Fernández reúne una interesante muestra de los trabajos del artista austriaco
La galería Nieves Fernández reúne una interesante muestra de los trabajos del artista austriaco

Esconder o alumbrar con el ennegrecimiento. Las formas delimitadas cobran contornos difusos, abstractos en esencia, para mostrar una perspectiva velada, perturbadoramente tímida de un descubrimiento frontal. Sensaciones semejantes se abalanzan en la retina del espectador, cuando contempla un lienzo o grabado de Arnulf Rainer (Baden, Austria, 1929).

Una de las constantes de su obra consiste en la reinterpretación de los maestros
Una de las constantes de su obra consiste en la reinterpretación de los maestros

La galería Nieves Fernández (http://www.galerianievesfernandez.com/ Monte Esquinza, 25), situada en Madrid, alberga hasta el próximo 4 de febrero una interesante selección de las últimas obsesiones de este artista, impulsor en 1950 del Grupo de Perros (Hundsgruppe) –al lado de Ernst Fuchs, Arik Brauer y Josef Mikl- y poseedor desde hace cerca de veinte años de su propio museo.

En constante evolución, muchos han reparado en la influencia de Tàpies
En constante evolución, muchos han reparado en la influencia de Tàpies

Rainer es uno de esos creadores que está en continua evolución, capaz de reinventarse a sí mismo a través de unas señas de identidad que, sin embargo, están presentes desde el inicio de su extensa trayectoria (camino seguido en todo momento en zig-zag, nunca en línea recta). Por su paleta se han aposentado influencias surrealistas, delirios de action painting indolente, experiencias al borde de la locura colectiva por la relación confesa con drogas y psicotrópicos varios y culto a las supersticiones más ateridas a las raíces de la sociedad tradicionalista y burguesa. De Van Gogh a Tàpies, de Goya a Rembrandt, la pasión por las pinturas y los óleos cocidos con el genio más libertario tienen en el artista de Baden un exponente especial, incatalogable y superlativo.

Ni Freud se ha salvado de las veladuras de Rainer
Ni Freud se ha salvado de las veladuras de Rainer

Lo que la galería Nieves Fernández presenta estos meses no es más que una prueba brillante y mordaz de la memoria y sabiduría plástica de este amante de España y de sus paradojas. Por ello, Rainer no ha escatimado esfuerzos en retocar tétricamente las obras de Francisco de Goya; regodeándose en su dimensión tétrica y mortuoria. Aunque también lo hace con Van Gogh, y muchos de los maestros del Barroco y del Renacimiento. Ninguna influencia es ajena al hambre creativa del austriaco, como tampoco lo es su necesidad de adentrarse en las profundidades del espíritu; ya sea mediante la religión, el miedo o la negación de los rasgos reconocibles como tales de las facciones supuestamente humanas.

La exposición se puede visitar libremente hasta el próximo 4 de febrero
La exposición se puede visitar libremente hasta el próximo 4 de febrero

Muchos pueden observar que existe un cierto paralelismo entre los lienzos de este pintor con otros colegas de generaciones colindantes; y quizás tengan razón. Aunque esto no resta valor a un hecho innegable: cada una de las imágenes (sean surrealistas o no) surgidas de la mente de Arnulf Rainer posee una fuerza primigenia –casi primitiva- que deja sin respiración, y las hace distinguirse de la mera manipulación de originales exquisitos. Los que quieran comprender lo expresado, mejor es que se pasen por la galería capitalina. La entrada es absolutamente libre, y disfrutarán con el salvajismo del centroeuropeo; uno de los últimos supervivientes de una plasticidad cada vez más perdida en los arcones del tiempo pretérito y museístico.

Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language