Roberto Bolaño, el poeta salvaje

43
Madrid homenajea, hasta el 27 de noviembre, al autor chileno
Madrid homenajea, hasta el 27 de noviembre, al autor chileno

Abismos de rebelión; esquinazos a la literatura oficialista; búsqueda de la distinción a través de lo subversivo, de la vanguardia ni siquiera consentida o definida como tal… Todas estas características, y muchas más, formaron parte de las pinceladas con las que tomó color la obra del patrullero de las palabras Roberto Bolaño (Santiago de Chile, 1953- Barcelona, 2003).

Murió antes de finalizar "2666"
Murió antes de finalizar "2666"

A los siete años de su fallecimiento en un hospital de Cataluña, víctima al parecer de una insuficiencia hepática, Madrid rinde homenaje a la producción de un poeta reconvertido a la prosa, de un visionario que se esmeraba por no permanecer al margen de la guerrilla activa contra la indiferencia, contra la intelectualidad destinada a ahogar los espíritus libertarios. La Casa de América, en colaboración con la Agencia Española de Cooperación para el Desarrollo, ha programado en la Villa y Corte unas intensas jornadas, en las que diversos expertos en los textos de este inmortal escritor intentarán dotar de vida a sus publicaciones, más allá del olor a tinta de impresión y a volumen listo para hojear. Tales ejercicios de análisis y reflexión estarán amenizados por otras actividades, seguramente más del gusto del narrador. Entre ellas cabe destacar la lectura de importantes fragmentos en los títulos de este azotador de lo gubernativamente aceptado, desplegadas a voz partida por  la cantante Patti Smith; o la proyección del documental, de Ricardo House, Roberto Bolaño, la batalla futura. La globalidad de los actos tendrá lugar en el capitalino Palacio de Linares, del 22 al 27 de noviembre.

Sus libros han sido traducidos a multitud de idiomas
Sus libros han sido traducidos a multitud de idiomas

Pese a su prematura muerte, ocurrida cuando solamente contaba medio siglo de existencia, Bolaño supo crear -desde la disidencia permanente y voluntaria- un trabajo de hondura casi metafísica, tocando la fibra más emotiva y visceral de hombres y mujeres. Exiliado por razones políticas de su país natal (las ideas izquierdistas del escritor no comulgaban en absoluto con los dogmas fustigadores de Pinochet y sus militares golpistas), el joven Roberto estuvo itinerante por multitud de naciones, en las que las virtudes y los defectos acumulados le indujeron a posicionarse entre los irreductibles infrarrealistas: grupo proactivo y revolucionario que lideró hasta su disolución, en 1977, el pintor exsurrealista Roberto Matta; y al que se sumó, junto al escritor de Santiago de Chile, el poeta Mario Santiago Papasquiaro. Sus reuniones aceleradas en un conocido café, en las que se vertía pólvora incendiaria contra el acomodaticio aprecio por el sistema gobernante de gente del estilo de Octavio Paz, forjaron el carácter del artista americano, y le indujeron a dejarse seducir por el desencanto y sus ansias sedientas de cambio.

Bolaño fue uno de los cerebros del movimiento infrrarealista
Bolaño fue uno de los cerebros del movimiento infrrarealista

Hombre sin patria reconocida como tal por una brutal dictadura, Roberto Bolaño se refugió finalmente en España, donde elaboró las dos novelas más premiadas de su carrera con la pluma y la máquina de escribir: Los detectives salvajes y 2666. Aunque, pese a obtener el reconocimiento sobre todo por su trabajo en prosa, el literato siempre confesó su preferencia por catalogarse como poeta, dedicación que le llevó a destilar -con la sangre de las rimas sin dictados deudores de poder fáctico alguno entre sus sílabas- versos en los que, casi a partes iguales, mezclaba grandes dosis de rutinaria y mortal realidad junto a accesos dadaístas, a través de los que denunciaba el violento comportamiento de sus hermanos para con la verdadera dimensión de la Humanidad; siempre sin opresiones ni interpretaciones mediatizadas de por medio. Así era este inmenso forense de almas en estado de putrefacción, natural de la misma tierra que el maestro Pablo Neruda.

El pintor Roberto Matta se erigió como uno de los ideólogos en la lucha del narrador de "2666" contra el establishment
El pintor Roberto Matta se erigió como uno de los ideólogos en la lucha del narrador de "2666" contra el establishment
Leave A Reply

Your email address will not be published.

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Choose your language