Tagged: Neil Jordan

Los crímenes y las conspiraciones marcaron la vida de Los Borgia

Los crímenes y las conspiraciones marcaron la vida de Los Borgia

La inevitable muerte y prematura decrepitud del rey Enrique VIII, que falleció a los 55 años víctima del escorbuto, había dejado a los seguidores de Los Tudor algo deprimidos. Pero no hay por qué llorar por las esquinas tan desquiciantes de la pequeña pantalla, ya que Los Borgia parece ser el relevo elegido por los programadores para hacer olvidar las hazañas y las correrías de cama del padre del anglicanismo.

Familia de rompe y rasga, plagada de intrigas y asesinatos al calor de las velas, el clan de origen valenciano está siendo estos meses objeto de revisión mediática, merced a una ambiciosa producción televisiva, que cuenta entre su grupo de directores a maestros de la talla  de Neil Jordan (Juego de lágrimas) y John Maybury (El amor es el demonio).

Jeremy Irons da vida al Papa Alejandro VI

Jeremy Irons da vida al Papa Alejandro VI

La trama de este proyecto es de las que enganchan al espectador desde la primera escena. El ascenso al poder papal del corrupto Rodrigo Borgia, con el nombre de Alejandro VI, en la desmembrada Italia de 1492 –año trascendental en que los manuales cifran el paso de la Edad Media a la Moderna- consumó la ambición sin límites de unos seres caracterizados por una obsesión enfermiza en pos de controlar lo divino y lo humano. El rey de la Iglesia católica –el hombre más importante del mundo occidental en ese tiempo- y sus cuatro hijos hicieron del planeta conocido un feudo en el que las orgías, los crímenes y los deseos incestuosos estaban a la orden del día.

El paso del siglo XV al XVI fue un periodo intenso y absorbente

El paso del siglo XV al XVI fue un periodo intenso y absorbente

El casi siempre efectivo Jeremy Irons aporta su capacidad ambigua de elegante maldad a su transformación como Rodrigo Borgia; mientras que los jóvenes Holliday Grainger (como  la débil, e injustamente acusada de manipuladora por muchos historiadores mal informados, Lucrecia); el canadiense François Arnaud (en la piel del, nunca mejor dicho, maquiavélico César) y David Oakes (convertido en Juan) acompañan al actor de Retorno a Brideshead dando vida a tres de los cuatro vástagos reconocidos por el Papa 214 de la era cristiana. Pero el serial no sólo se nutre de Irons entre los nombres más conocidos: Derek Jacobi (la inolvidable estrella de Yo, Claudio) también colabora en algunos episodios, enfundado en los ropajes del cardenal Orsini.

Derek Jacobi, Jeremy Irons y François Arnaud

Derek Jacobi, Jeremy Irons y François Arnaud

Sin embargo, aunque ésta es la empresa más grande a nivel presupuestario que tiene como tema central los avatares del clan valenciano, también se encuentra en marcha otra producción para la pequeña pantalla con el título de Borgia, y con similar punto de vista. En este trabajo más modesto, y probablemente de menor eco audiovisual, John Doman hace la parte de Alejandro VI; Mark Ryder es César; Isolda Dychauk presta su físico a Lucrecia; y la española Asumpta Serna hace lo propio como Vannozza Catanei.

En espera de lo que puedan dar de sí estas dos apuestas, que compiten por mostrar el lado más realista de una historia controvertida y desconocida en todos sus aspectos; bueno es detenerse a mencionar dos precedentes notables.

Por un lado, nos referimos a la serie de la BBC Los Borgia, fechada en 1981. Este trabajo logró una recreación de indudable calidad, completada con unas interpretaciones más que meritorias; identificadas con las figuras de Oliver Cotton (como César), Adolfo Celi (Rodrigo) y la bella Anne-Louise Lambert (Lucrecia).

La BBC ya grabó las aventuras del clan en 1981

La BBC ya grabó las aventuras del clan en 1981

Ya más reciente, Antena 3 televisión también se acercó a la peculiar familia en la película y miniserie Los Borgia, dirigida por Antonio Hernández en 2006. En esta oportunidad, Lluís Homar puso sus rasgos a Rodrigo Borgia; Sergio Peris Mencheta, a César; y María Valverde, a Lucrecia.