Series míticas: Capitanes y Reyes

El estreno en EE. UU se produjo en noviembre de 1976

El estreno en EE. UU se produjo en noviembre de 1976

Durante la segunda mitad de los años setenta y el comienzo de los ochenta, la televisión de Estados Unidos se propuso resucitar la ya por entonces malgastada idea del sueño americano. La desilusión forzosa de los que viajaron a la otrora tierra de promisión tambaleaba los pilares de barro del gigante imperialista, levantado con el esfuerzo de millones de inmigrantes. Por eso, la pequeña pantalla se fijó en las epopeyas familiares de irlandeses e italianos, que buscaron refugio en el Nuevo Continente huyendo de una Europa caduca, demasiado anclada en el concepto de clases. Así, los espectadores pudieron sufrir con los avatares de supervivencia materialzados por los protagonistas de Los Manions, La isla de Ellis, El bastardo… Pero, de entre todos estos trabajos de esmerada reconstrucción histórica, Capitanes y reyes se convirtió en un verdadero hito de las seiscientas veinticinco líneas, un producto de nervio secuencial que aún recuerdan los que tienen edad suficiente como para haber seguido las andanzas de sus personajes.

Richard Jordan encarnó en los ocho episodios el papel de Joseph Armagh

Richard Jordan encarnó en los ocho episodios el papel de Joseph Armagh

Estrenada por la NBC en el invierno de 1976, el serial de ocho capítulos se centraba en la subida a los altares del poder de un hombre duro, recio, capaz de hacer cualquier cosa por triunfar. Un empobrecido individuo natural de la verde Eire, que respondía al nombre de Joseph Francis Xavier Armagh. El neoyorquino Richard Jordan (1937- Los Ángeles, 1993), quien acababa de salir airoso con su participación en la popular La fuga de Logan (Michael Anderson, 1976), fue el escogido para dotar de físico a esta especial creación -con brazos y piernas- de la autora Janet Miriam Holland Taylor Caldwell (Manchester, Inglaterra, 1900- Greenwich, Connecticut, USA, 1985).

El serial se basaba en la novela homónima de Taylor Caldwell

El serial se basaba en la novela homónima de Taylor Caldwell

La historia comenzaba en la Irlanda perteneciente aún al imperio británico (siglo XIX). Los Armagh vivían entre mugre y hambruna, en una barriada en la que era difícil alcanzar con garantías una edad superior a los 40 años; y en la que la única esperanza se traducía en partirse el espinazo por un sueldo miserable. Joseph poseía demasiado orgullo para ello, y tampoco iba a permitir que sus hermanos sucumbieran a su propia realidad (máxime cuando el más pequeño es arrollado por un carro, causándole una problemática invalidez en una pierna). Al primogénito del clan le sobraban rabia y deseos de demostrar que era alguien en el mundo, y América se le antojaba en su horizonte como una salida más que aconsejable.

Jordan desembarcó en "Capitanes y Reyes" tras triunfar con el filme "La fuga de Logan"

Jordan desembarcó en "Capitanes y Reyes" tras triunfar con el filme "La fuga de Logan"

Después de una travesía en barco en la que estuvo a punto de perder la vida en más de una ocasión, el joven llega al desconocido país -germen de lo que será USA- sin un céntimo encima que gastar. Pero no se arruga ante una situación que le era familiar. Ocupaciones que pocos querían, como la de transportar nitroglicerina, hacen de él un hombre fuerte, ajeno a las debilidades. Y, poco a poco, con ayuda de un compañero de fatigas de origen armenio, el Irish va escalando posiciones -a traves del soborno y con prácticas no muy legales- para convertirse en un individuo con posibilidades económicas más que sobradas.

Un joven Perry King interpretó al hijo del protagonista, Rory

Un joven Perry King interpretó al hijo del protagonista, Rory

Sin embargo, en el camino a la supuesta gloria de la satisfacción monetaria el protagonista se va desprendiendo del cariño de los suyos (sus hermanos acaban apartándose de su existencia, al no compartir sus sueños de ambición); al tiempo que destruye a las mujeres que osaron intentar acercarse a su faz más sensible. Al final, la muerte de su hijo y la imposibilidad para ser feliz le llevan a preguntarse si realmente valió la pena crear el imperio de los Armagh.

Richard Jordan ganó el Globo de Oro en 1977 por su caracterización de Joseph

Richard Jordan ganó el Globo de Oro en 1977 por su caracterización de Joseph

Publicada inicialmente en 1972, la novela fue un éxito de ventas inmediato; y su estreno en la pequeña pantalla no le fue a la zaga. Jordan ganó un Globo de Oro, en 1977, por su interpretación; al igual que Patty Duke Astin se alzó con el Emmy por su caracterización como Bernadette Hennessey Armagh.

La recreación decinomonónica era esmerada y convincente

La recreación decinomonónica era esmerada y convincente

Precisamente, el elenco dramático era una de las características más sobresalientes de las adaptaciones, que la televisión estadounidense llevó a cabo de sus epopeyas familiares de naturaleza literaria. Y en Capitanes y reyes este cuadro actoral era prácticamente inmejorable, con Harvey Jason (Harry Zieff), Blair Brown (Elizabteh Healey Hennesey), Robert Vaughn (Charles Desmond), Perry King (Rory Armagh), Jane Seymour (Marjorie Chisholm), Henry Fonda (Senador Enfield Bassett) y John Houseman (Juez Newell Chisholm), entre las estrellas más destacadas.

El genial John Houseman dio vida al juez Newell Chisholm

El genial John Houseman dio vida al juez Newell Chisholm

Tal fue el impacto de los ocho capítulos tras su emisión que, en 1977, la NBC volvió a rescatar otro de los libros narrados por Taylor Caldwell. En ese caso fue Testimonio de dos hombres, miniserie dirigida por Leo Penn y Larry Yust que contaba la redención de un médico acosado por demasiados fantasmas del pasado, que no le dejaban experimentar la felicidad en su amargada existencia. David Birney fue el encargado de interpretar al mencionado protagonista, el doctor Jonathan Ferrier; flanqueado por actores de la talla de Barbara Parkins, Steve Forrest, Ralph Bellamy, Tom Bosley y Linda Purl.

En 1977, la televisión americana estrenó "Testimonio de dos hombres", también obra de Caldwell

En 1977, la televisión americana estrenó "Testimonio de dos hombres", también obra de Caldwell

Probablemente, durante las horas que el público pasó emocionándose con los Armagh y los Ferrier el American Dream ejerció de nuevo su antigua atmósfera de onírica ansiedad. Una escapada de valía personal que, si fuera en este 2011, quedaría irremediablemente sepultada ante el creciente estado de pobreza e insatisfacción que acumula el dinosaurio de los rascacielos de cristal, de las viñetas en tecnicolor, de los anuncios de Coca-Cola; tan chispeante como inalcanzable…

La miniserie protagonizada por David Birney también tuvo una audiencia más que notable

La miniserie protagonizada por David Birney también tuvo una audiencia más que notable


Leave a Reply